¿Cuál es el funcionamiento de un gestor de residuos como Planta Lola?

La gestión de residuos peligrosos engloba varias operaciones: la recogida, el almacenamiento, el traslado, el tratamiento final y, por último, la eliminación de dichos residuos. Al ser el amianto un material tan nocivo tanto para la salud de las personas y los animales, como para el medioambiente, este debe ser tratado de forma correcta. Además, este tratamiento será realizado solo por personas o empresas autorizadas para ello. Entre algunos de los requisitos que se deben poseer para ello encontramos el número NIMA o la inscripción en el RERA, por ejemplo. 

Planta Lola es gestora de residuos

Planta Lola está registrada por Castilla La Mancha como Gestora de Residuos de Amianto para todo el territorio nacional. Según lo estipulado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), los residuos de amianto pueden ser almacenados en nuestras instalaciones durante un máximo de seis meses. Aunque este plazo temporal puede ser ampliado en casos excepcionales y bajo la autorización de la comunidad autónoma competente. Por tanto, Planta Lola no solo se encarga de la gestión inicial en la que se transporta el residuo. Sino que tiene permiso y conocimientos suficientes para almacenarlo durante este periodo temporal. 

Por ende, Planta Lola dispone de vehículos autorizados por la administración competente para la recogida y transporte del amianto por toda Castilla La Mancha. Así como, por el resto del territorio nacional, al mismo tiempo que es gestora de residuos para toda España.  

El periodo de seis meses comienza en el momento en el que los residuos son depositados en las instalaciones destinadas para ello. En este caso, hablamos de las instalaciones del Centro de Transferencia de Residuos Peligrosos Planta Lola. Posterior a ello, los residuos deberán ser trasladados a un vertedero autorizado para eliminar los deshechos de amianto.

Servicios de residuos de amianto

Asimismo, Planta Lola ofrece otros servicios a sus clientes como lo son el asesoramiento, la evaluación inicial previa a las recogidas o la elaboración de planes específicos o únicos, entre otros. Principalmente, Planta Lola ofrece a sus clientes un servicio óptimo que dura desde que se recogen los residuos hasta que se depositan en su destino final. Esto se realiza con el fin de despreocupar por completo al cliente sobre la gestión de los residuos peligrosos de amianto de la mano de una empresa homologada en la gestión del amianto.

 

Funcionamiento de un gestor de residuos
Scroll hacia arriba